Intensa e interesante resultó la apertura oficial del XXX Festival Internacional de Cante Flamenco organizado por la Peña Cultural Flamenca “Ciudad del Sol” presidida por Cayetano Padilla donde un abarrotado Teatro Guerra sirvió de escenario para el arranque de este acreditado certamen cultural. El acto contó con una nutrida representación municipal oficial encabezada por el Alcalde de Lorca, Diego José Mateos, quien pronunció el Pregón, además de los Diputados regionales del PSOE Diego Conesa y la también poeta

El acto, conducido en su primera etapa por Luis Terry, comenzó con la presencia del cuadro flamenco de la peña, que dio paso al Presidente de la Peña, Cayetano Padilla, quien se mostró feliz por el regreso del evento tras dos años de parón pandémico. Evento que supone un amplio esfuerzo y generosidad por parte de los directivos y la decidida apuesta del Ayuntamiento lorquino, mostrando también su recuerdo y gratitud hacia directivas pasadas, con un recuerdo para las víctimas del Covid. Después intervino la hasta ayer Pregonera del festival, la Abogada María Antonia García, quien presentó a su sucesor, Diego José Mateos, Alcalde de Lorca. “Vengo a pregonar a tan excelso ciudadano”, dijo García, refiriéndose al Regidor local, señalando la vocación pública del Primer edil desde su infancia, para finalmente citar como magnífico tridente el conformado por “flamenco, Lorca y Cultura”.

Seguidamente intervino el Pregonero del Festival, Diego José Mateos, quien agradeció la intervención de su predecesora para arrancar diciendo que “Lorca vive y siente el flamenco. Lorca es flamenca. El flamenco me conmueve y me hace vibrar”. Reconoció Mateos que el festival “es una cita ineludible pues estamos ante uno de los festivales más importantes de España, con más seguidores pues resulta un punto de encuentro importante”. También felicitó a la Peña Cultural Flamenca por su dedicación y esfuerzo y expresó “el decidido apoyo municipal” a este festival “consolidado”.

La secuencia posterior estuvo centrada en el homenaje de la Peña a un veterano aficionado, “hombre bueno donde los haya” y de etnia gitana, José Moreno Vargas, más conocido como “Chocolate”, uno de los socios más antiguos del colectivo flamenco. Para ello subió al escenario el Presidente del Jurado del Festival y flamencólogo, el lorquino Francisco García, quien recordó los orígenes del flamenco y el nexo de unión existente con el pueblo gitano así como su aportación al flamenco. Francisco García felicitó a José Moreno y, junto a otros veteranos miembros de la Peña, el Alcalde de Lorca y el Presidente de la Peña Flamenca, asistieron a la entrega de una placa de reconocimiento al homenajeado así como la imposición de la Medalla de Oro por parte del Vicepresidente de la Peña Flamenca.

En este mismo contexto de intervenciones los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar el magnífico recital de poesías a cargo de Magdalena Sánchez Blesa, quien se hizo acompañar al final de su subida a las tablas del guitarrista oficial del certamen Antonio Fernández “El Torero”.

La velada concluyó con la magnífica actuación del cantaor gaditano José Antonio Romero “El Perrito”, ganador del último festival. También, acompañado por “El Torero”, “El Perrito” inició su comparecencia con alegrías de Cádiz, una milonga dedicada a su abuelo “El Perro de Paterna”, seguiriyas de Jerez, bulerías, y fandangos, cuya última parte fue interpretado de pie y a capela ante los aficionados congregados en el Teatro Guerra.

 

PREGÓN XXX FESTIVAL INTERNACIONAL DE CANTE FLAMENCO “CIUDAD DEL SOL” OFRECIDO POR DIEGO JOSÉ MATEOS, ALCALDE DE LORCA“El Flamenco me conmueve, me llega muy adentro. Vibro y me despierta emociones que no tienen paragón con ninguna otra cosa. Algo sensorial que me embriaga y me eleva”

“El Flamenco cada vez tiene más seguidores. El Flamenco es un punto de encuentro. El Flamenco es Arte y Cultura, con mayúsculas. Lorca y su Ayuntamiento apuestan por la cultura”

“Seguiremos apoyando firmemente desde el ámbito municipal al Festival de Cante Flamenco “Ciudad del Sol”. Durante estos días, “Lorca es la capital del Flamenco y muchos ojos están pendientes de lo que aquí ocurre”.

Pregonar es anunciar. Pregonar es hacer notorio en voz alta algo para que llegue a conocimiento de todos. Y en esa estamos esta noche. El Teatro Guerra ofrece sus tablas para que sea el mejor escenario en el que se desarrolle la Trigésima Edición del Festival de Cante Flamenco “Ciudad del Sol”.

La Peña Cultural Flamenca “Ciudad del Sol” me ha honrado designándome Pregonero de esta edición que, si cabe aún más, se celebra con grandiosa ilusión tras una larga espera provocada por la crisis sanitaria que impidió su realización el pasado año.

Desde una profunda responsabilidad, pero con enorme ilusión, afronto este encargo y me convierto en humilde pregonero. Lo hago desde el entusiasmo y con el convencimiento de que la ocasión lo merece. Porque Lorca es una ciudad flamenca, Lorca vive el flamenco. Lorca siente el flamenco.

Hace unos días en una conversación casual con amigos, uno de ellos me preguntó directamente: Diego, ¿qué es el flamenco? Callé por un instante. Reflexioné la respuesta y prontamente respondí con rotundidad:

No lo sé.

Pero sí sé que es algo que me conmueve. Algo que me llega muy adentro. Algo que me hace vibrar y me despierta emociones que no tienen parangón con ninguna otra cosa. Es algo indescriptible pero que penetra y me eriza. Algo sensorial que me embriaga y me eleva.

Confieso aquí, ante todos ustedes, que realizo este pregón desde el desconocimiento técnico del flamenco. Este pregonero es simplemente una persona que únicamente se deja llevar por los sentidos cuando escucha a un cantaor romperse la voz entre quejío y quejío, cuando un guitarrista abrazado a su fiel compañera rasguea sus cuerdas acompañando con sus acordes a un cante, cuando se queda ensimismado ante los movimientos cimbreantes y envolventes de una bailaora o cuando un cajón con ritmos místicos percutidos nos seducen y marcan compases de misterio.

Pero sí aprecio notoriedad en el flamenco. Sí aprecio su trascendencia. Sí aprecio al flamenco como una manifestación cultural sublime que despierta sentimientos y aviva emociones.

Por ello, quiero agradecer públicamente a la Peña Cultural Flamenca “Ciudad del Sol” por dos motivos fundamentales.

El primero por brindarme esta oportunidad de anunciar a través de este pregón que ya son 30 las ediciones de este magnífico Festival.

El segundo, y más importante, por mantener viva la llama del Flamenco en nuestra ciudad y haber conseguido, edición tras edición, que este Festival sea una cita ineludible y aquí se den cita los mejores cantaores, haciendo del festival uno de los más importantes de España.

El “Sol de Oro” se ha convertido en un codiciado galardón, en un premio que abre oportunidades y afianza el crecimiento artístico de quienes lo obtienen.

El Sol, símbolo y emblema de nuestra Ciudad, ilumina y da brillo a quien resulta ganador e irradia su arte sin que las sombras puedan vencer.

Y como digo, soy un recién llegado al Flamenco. Lo he descubierto hace poco tiempo. Siempre he creído que el Flamenco era algo minoritario y endogámico. Siempre creí que era algo fútil, de poco aprecio e importancia.

¡Qué equivocado estaba! ¡Cuánto me había dejado engañar por estereotipos!

Nada más lejos de la realidad, el Flamenco cada vez tiene más seguidores. El Flamenco se ha hecho universal. El Flamenco es una manifestación cultural de raíz española que ha sabido nutrirse, mezclarse y fusionarse para actualizarse sin perder sus esencias. El Flamenco es un punto de encuentro.

Eso mismo es también el Flamenco: mezcla, fusión y encuentro. Y la endogamia es lo contrario a la fusión. El Flamenco es evolución. Es sentimiento. Y los sentimientos se acompasan a los distintos momentos que vive una sociedad porque forma parte de ella.

Pero por encima de todas las cosas, El Flamenco es Arte y Cultura. Con mayúsculas. Con categoría. Con rotundidad lo afirmo y con pasión lo defiendo.

Arte porque es una manifestación de la actividad humana a través de la cual se interpreta la realidad o se plasma lo imaginado.

Cultura porque el Flamenco es un compendio de conocimientos que permite nuestro desarrollo intelectual a través de la manifestación de un modo de vida, costumbres y capacidades artísticas que elevan la condición humana para la satisfacción de los sentidos.

Y de todo ello me he dado cuenta cuando he descubierto al Flamenco. O quizá fue el Flamenco el que me descubrió a mí. Es muy posible que ambos hayamos realizado un mismo recorrido para encontrarnos y seducirnos mutuamente. Y reconozco que no sé distinguir con precisión los palos del Flamenco. Pero sí siento que me llegan, que me seducen, que me encuentran. Si siento que el Flamenco está ahí. Que tiene una fuerza descomunal.

Y aunque en estos momentos estoy ejerciendo de pregonero no puedo soslayar mi condición de Alcalde de Lorca.

Y como tal, debo felicitarme y mostrar mi orgullo por haber nacido en una ciudad abierta al Flamenco. Y debo felicitar, y lo hago, a los organizadores, al equipo técnico y a los artistas que hacen posible esta edición del Festival de Cante Flamenco “Ciudad del Sol” y a cuantos les precedieron en las anteriores ediciones.

Y muy especialmente a la Peña Cultural Flamenca “Ciudad del Sol”. Me dirijo directamente a vosotros para mostraros mi reconocimiento por la labor que desempeñáis. Era yo un adolescente allá por 1989 cuando iniciasteis vuestra andadura y os embarcasteis en organizar un Festival Flamenco. Hoy en 2021, habéis consolidado este festival tras muchos esfuerzos, sacrificios y dedicación. Y habéis hecho de Lorca un santuario del Flamenco que gravita junto a La Unión y a Lo Ferro, formando una tríada singular que hacen del Sureste español un lugar de encuentro y proyección para el Flamenco.

Al equipo de técnicos también quiero mostrar mi agradecimiento porque demuestran con su profesionalidad que este Festival está a la altura de los mejores de España.

Y por supuesto, a los cantaores y artistas que participan, que concursan, que compiten, que nos deleitan, que nos encienden, que nos hacen sentir, que destapan el tarro de las esencias sobre las tablas de nuestro querido Teatro Guerra.

Suerte a todos ellos y gracias por elegir Lorca para desplegar vuestro arte, vuestro genio, vuestro duende.

Lorca es cultura. Lorca y su Ayuntamiento apuestan por la cultura. Y lo hacemos desde el convencimiento de que la cultura nos hace mejores como sociedad. Nos ofrece oportunidades de crecimiento personal y colectivo.

Por tal motivo, seguiremos apoyando firmemente desde el ámbito municipal al Festival de Cante Flamenco “Ciudad del Sol”. Durante estos días, Lorca es la capital del Flamenco y muchos ojos están pendientes de lo que aquí ocurre. Una vez más, les vamos a maravillar, a sorprender, a cautivar. Porque en Lorca hacemos las cosas con pasión, con entrega, con hondura. Va en nuestra naturaleza y en la forma de entender nuestra vida.

¿Y qué es sino el Flamenco? Pasión, entrega, hondura. Y sentimiento. Mucho sentimiento.

Por último, solo me queda dar la bienvenida a todos y ofrecer nuestra hospitalidad brindándoos lo que más amamos: toda una ciudad volcada con este Festival y con el Flamenco.

¡Feliz Festival y pregonado queda!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.